amorsevillista


!!! HOLA ESTAS EN SEVILLISTAS POR EL MUNDO REGISTRATE Y DISFRUTA DE TODA LA WEB!!!!
!!! NO TE ARREPENTIRAS !!!!
SEVILLISTAS POR EL MUNDO ES UN FORO PARA HABLAR Y COMPARTIR TU SEVILLISMO
REGISTRATE Y DISFRUTA DE TODOS LOS FONDOS E IMAGENES DE LA WEB


    LEYENDAS...

    Comparte
    avatar
    Manxega
    BRONCE
    BRONCE

    Cantidad de envíos : 3154
    Fecha de inscripción : 29/08/2009

    LEYENDAS...

    Mensaje por Manxega el Sáb Ago 29, 2009 11:32 pm

    Doña María Coronel

    Este nombre evoca en Sevilla una calle casi rectilínea no muy estrecha, un paseo de casas señoriales, de achaparrados naranjos que la concluyen sin interrupción en armoniosa simetría. Se prolonga en un caprichoso recodo para desembocar en la sonora Peñuelas y cruzarse con el veintiquatro Bustos Tavera.

    Esta es la imagen que obtendremos si nos adentramos en ella desde la plaza de San Pedro, una vez doblada la esquina de la parroquia del clavíjero.

    Pero es probable que nuestra andanza se vea interrumpida al ver un desvencijado portón en una agrietada fachada. Nuestra curiosidad nos adentrará en un pequeño patio a cuya mano derecha se encuentra la fachada de la iglesia, y al fondo el torno de donde emana un olorcillo de bollitos, cortadillos y pastas. Es el Real Monasterio de Santa Inés.


    Ese nombre evoca en Sevilla, un episodio extraordinario pero significativo del reinado de Pedro I en el siglo XIV. Sí, aquel rey que despertara simpatías o temores y por eso en la Historia se le conoce como Pero Gil, el Cruel o el Justiciero (Felipe II ordenó el cambio de mote). El mismo rey, que de Burgos a Montiel, pasó media de su corta vida en Sevilla, dejándonos el Palacio mudéjar de los Reales Alcázares y un reguero de variopintas leyendas ocurridas aquí, como sin par demostración de su personalidad.


    Es el nombre de una dama sevillana que se autodesfiguró el rostro en defensa de su honra ante el acoso sufrido por Pedro, por muy rey que fuera. Hay cosas que no desaparecen, por desgracia.

    Nacida en el año 1334 en la calle Arrayán, pronto envuelta en las luchas nobiliarias rivales según a qué rey se apoyaba, en el ocaso del medievo peninsular, como hija mayor de Alfonso Fernández Coronel y como esposa del infante Juan Alfonso de la Cerda (*).

    retrato de Joaquín Domínguez Bécquer

    Su padre era un activo noble castellano que incrementó sus tierras y títulos al apoyar a la favorita del rey Alfonso XI, la también sevillana Leonor de Guzmán. Su esposo era miembro de una poderosa familia como línea primogénita y desheredada descendiente de Alfonso X el Sabio.

    Ambos caerán en desgracia a la muerte de Alfonso XI, una vez que la reina viuda, María de Portugal, se venga de su rival, la favorita Leonor, mandando prenderla y asesinarla. El nuevo rey Pedro I, el único hijo legítimo, accede al trono. Pese a haber sido criado por su madre en el odio a la amante del padre, a los tres días de su boda con Blanca de Borbón, se une a María de Padilla.

    Mientras, la nobleza castellana se subleva encabezada por el hermanastro Enrique de Trastámara. Siendo éste, hijo de Leonor de Guzmán, la familia de nuestra protagonista se alía directamente, enfrentándose con el monarca. En estos momentos, doña María Coronel se encuentra en tierras cordobesas de Aguilar de la Frontera (**), donde su padre y esposo luchan en un episodio más de la guerra civil. Los acontecimientos se precipitan: muere el padre, el marido de su hermana Aldonza huye y la deja en Sevilla. El rey se encapricha de ella y la aloja en la Torre del Oro. Pero su cuñado, el marido de doña María la defiende. Es apresado por el rey y este marcha al norte donde siguen las sublevaciones. Enterada María, se dirige al campamento real para solicitar clemencia. Sin saber que, decapitado su marido, ya era viuda.

    Retorna sola a Sevilla, sin familia ni posesiones. Pero tiene algo que el capricho y empecinamiento del rey quiere obtener: su extraordinaria belleza. Comienza a hostigarla. Ella decide retirarse a la ermita de San Blas, en las inmediaciones de Omnium Sanctorum hasta que finalmente ingresa en el convento de Santa Clara. El rey la persigue. En una de las ocasiones, las monjas la esconden en unos lagares y en el lugar florece un perejil. Pero el rey no se da por vencido, a cada negativa aumenta su ira por los desaires y pese a que ya ha profesado irrumpe en el convento con su guardia. Ella se refugia en la cocina pero nada detiene al rey. Entonces toma una sartén y se arroja aceite hirviendo a la cara. Su rostro queda desfigurado para siempre. Se ha marchitado su belleza y logrará que Pedro la olvide. Este queda conmocionado por el arrojo de ella y convencido por María de Padilla, decide devolverle sus posesiones.

    Pero no será hasta el reinado de Enrique II, que mata a su hermanastro e inicia la dinastía de los Trastámara, cuando eso ocurra y podrá doña María recuperar las posesiones familiares, entre ellas las casas del viejo palacete de los Coronel a la espalda de la Morería. Pudo por fin cumplir sus deseos de fundar un convento, de Santa Inés en 1376, del que fue la primera abadesa. Murió el 2 de diciembre de 1409 (recientemente se ha corregido la fecha de 1411).



    Pasados los siglos, en ese convento las gentes se arremolinarían cada Misa del Gallo con tal de oír la celestial música que arrancaba de su órgano el viejo Maese Pérez, como nos relató Bécquer en su leyenda.

    Y con el tiempo, las hermanas quisieron colocar los restos de la priora, que descansaba con los de su marido y una hija de corta edad, en un lugar más visible de la iglesia. Cuando lo abrieron en 1696 contemplaron maravilladas el cuerpo incorrupto de doña María Coronel. En la actualidad se ha verificado la autenticidad de las quemaduras que corresponden a aquel siglo.
    avatar
    Manxega
    BRONCE
    BRONCE

    Cantidad de envíos : 3154
    Fecha de inscripción : 29/08/2009

    Re: LEYENDAS...

    Mensaje por Manxega el Mar Nov 10, 2009 4:06 pm





    Leyenda China


    Un poderoso emperador de la China, sabio y bondadoso, se sentía muy
    feliz en su palacio: su pueblo era dichoso bajo su gobierno y su hogar,
    un paraíso de amor y paz. Pero algo había que le preocupaba en grado
    sumo. Su única hija, tan bella, como inteligente, permanecía soltera, y
    no demostraba mayor interés en casarse.
    El emperador quiso encontrar un pretendiente digno de ella, para lo
    cual hizo proclamar su deseo de casar a la princesa.
    Los aspirantes a la mano de la joven fueron muchos; por lo menos,
    ciento cincuenta. Pero la inteligente muchacha, encontró un modo de
    burlar la disposición que había tomado su padre. Dijo que estaba
    dispuesta a casarse para obedecer al emperador, pero muy sutilmente,
    pidió una sola condición para aceptar marido: quien hubiera de casarse
    con ella, debería traerle una rosa azul.

    Los pretendientes se desalentaron ante ese
    pedido. Nadie había visto nunca una rosa azul. ¿ En qué jardín del
    mundo florecería esa maravilla? Y con la seguridad de que hallar la
    rosa azul era una empresa imposible, la mayoría de ellos renunció a
    casarse con la bella princesa. Solamente tres persistieron: un rico
    mercader, un valiente guerrero y un alto jefe de justicia.
    El mercader no era un soñador, sino un hombre muy sensato. De modo que,
    muy sensatamente, se dirigió a la mejor florería de la ciudad, donde,
    con toda seguridad, debía hallar lo que buscaba. Se equivocó. El
    florista no había visto jamás una rosa azul en todos sus años de
    comerciante. Pero el rico mercader ofrecía una fortuna a cambio de esa
    extraña flor, y el florista prometió ocuparse de buscarla.
    Por su parte, el pretendiente guerrero, que había conocido tierras
    maravillosas en sus campañas, optó por dirigirse hacia el país del rey
    de los Cinco Ríos. Sabía que era un soberano riquísimo, en cuyo reino
    desbordaban los tesoros. El guerrero partió acompañado de cien
    soldados, y aquella comitiva armada y deslumbrante, causó una profunda
    impresión en el rey de los Cinco Ríos, que temiendo un ataque, ordenó a
    sus servidores que corriera a traer la rosa azul para ofrecerla al
    caballero que la pedía.
    Volvió el criado trayendo en sus manos un estuche afelpado. Cuando lo
    abrió, el guerrero quedó deslumbrado. Dentro del estuche había un
    hermoso zafiro tallado en forma de rosa.

    Sin duda era un presente real, y el guerrero, seguro de su triunfo,
    regresó con la joya a su país. Pero la princesa movió la cabeza al
    contemplar la joya. El presente del guerrero no era más que eso, una
    piedra preciosa, no una flor verdadera.
    Aquel regalo no correspondía a la condición exigida.
    Poco tardó el mercader en saber que su rival había fracasado, y volvió
    a urgir a su florista para que le consiguiera la rosa azul. El
    comerciante se desesperaba sin resultado alguno, hasta que un día, su
    esposa, mujer llena de astucia, creyó encontrar la solución. Nada más
    fácil que teñir de azul una rosa blanca, y con ello, el mercader
    lograría la mano de la princesa y ellos una cuantiosa fortuna.
    Imposible describir la alegría del rico mercader cuando el comerciante
    de flores le hizo saber que ya había encontrado lo que necesitaba.
    Corrió a la florería, tomó la flor de pétalos azules y no demoró un
    segundo en llegar al palacio. Y cuando todos creían que el mercader
    había alcanzado su premio, la inteligente princesa movió su bella
    cabeza y dijo:
    —Eso no es lo que yo quiero. Esta rosa ha sido teñida con un líquido
    venenoso que causaría la muerte a la primer mariposa que sobre ella se
    posara. No acepté la joya del guerrero ni acepto la rosa falsa del
    mercader.

    Yo quiero una rosa azul.
    A su vez, el alto jefe de Justicia, que había asistido al fracaso de
    sus dos rivales, vió que el campo quedaba libre para él. Pensó mucho
    tiempo en la forma de hallar la rosa azul que la princesa quería, y por
    fin, una idea feliz surgió en su mente. Visitó en su taller a un
    exquisito artista, y le pidió que hiciera un vaso de porcelana fina,
    donde debía pintar una rosa azul. El artista se esmeró en su obra, y
    cuando se la presentó al alto jefe de justicia, no dudó éste ni un
    momento que el triunfo era ya suyo.
    Con esta seguridad se presentó ante la princesa.
    La joven quedó realmente admirada ante aquel trabajo. Nadie había visto
    nunca un vaso de porcelana tan bello y transparente, y la rosa azul en
    él pintada, lo convertía en una verdadera obra de arte. Pero aunque
    admitió el regalo y lo agradeció con gentil gesto, tuvo que confesar
    que no era una rosa pintada lo que ella quería. Mucho lo lamentaba,
    pero tampoco el alto jefe de justicia había encontrado lo que ella
    pedía para conceder su mano.
    La ingeniosa princesa se había salido con la suya, sin que su padre
    pudiera hacerle el menor reproche. Y desde entonces ya nadie volvió a
    hablar del casamiento de la princesa, ni se presentó ningún otro
    pretendiente a aspirar su mano, con gran regocijo de la joven.


    Pero poco después, ocurrió algo que debía
    hacerle lamentar su ingeniosa treta. Comenzó a hablarse en el palacio
    de un joven trovador que recorría el país entonando dulces canciones. Y
    una noche la bella princesa se paseaba con una de las doncellas por el
    jardín del palacio, llegó a sus oídos una dulce melodía. No dudó que se
    trataba del trovador de que tanto le habían hablado, y rogó a su
    doncella que los llamara. El trovador saltó el muro, y aquella noche
    cantó para ella sus mas hermosas canciones.
    La princesa y el trovador se enamoraron, y el joven volvió otras noches
    a cantar bajo sus ventanas. Cada vez mas grande fue su amor, y el
    trovador quiso presentarse ante el soberano para pedir la mano de la
    princesa. Entonces fue cuando la hermosa joven advirtió que la astucia
    que había empleado para alejar a sus pretendientes, impedirían que
    pudiera casarse con el trovador. Su padre le exigiría también a él que
    trajera la rosa azul. Y ella sabía que eso era imposible. Pero su
    enamorado la tranquilizó. Su amor todo lo podría.
    Gran revuelo se produjo en la corte cuando se supo que un nuevo
    pretendiente se sometía a la prueba de hallar la rosa azul y que se
    presentaría con ella. El trovador atravesó por entre la fila de
    cortesanos y damas, y llegó hasta la princesa. Tendió la mano, y le
    ofreció una hermosa rosa blanca que momentos antes arrancara de su
    jardín. La princesa sonrió feliz, y con el consiguiente asombro de
    todos, manifestó que esa era exactamente la roza azul que ella quería.
    Un murmullo de sorpresa y de indignación corrió por el salón, y hasta
    el mismo emperador miró a su hija, como si creyera que se había vuelto
    loca. Pero la vio tan dichosa, que comprendió todo, cortó de inmediato
    las hablillas diciendo que la princesa era quien había exigido tal
    condición, y que si ella, tan inteligente como todos los sabios de la
    corte, admitía que la rosa que le presentaban era azul, nadie podía
    dudarlo.
    Así triunfó el amor de la princesa china
    avatar
    Manxega
    BRONCE
    BRONCE

    Cantidad de envíos : 3154
    Fecha de inscripción : 29/08/2009

    Re: LEYENDAS...

    Mensaje por Manxega el Dom Nov 15, 2009 6:55 pm

    El cuento del viejo abuelo y el nieto


    |Jacob y Wilhelm Grimm|




    Érase
    una vez un hombre muy anciano, al que los ojos habían vuelto turbios,
    sordos los oídos, y las rodillas le temblaban. Cuando estaba sentado a
    la mesa y ya casi no podía sostener la cuchara, derramaba algo de sopa
    sobre el mantel, y otro poco de sopa le volvía a salir también de la
    boca. Su hijo, y la esposa de su hijo, sentían asco de ello, y, en
    consecuencia, el viejo abuelo hubo de sentarse, finalmente, en la
    esquina detrás de la estufa. Le daban la comida en un cuenco de barro,
    y ésta ni siquiera era suficiente para saciarle. Cierto día, sus manos
    temblorosas no pudieron sujetar el cuenco y éste cayó al suelo y se
    rompió. La mujer joven le regañó, más él no dijo nada y se limitó a
    suspirar. Entonces ella le compró por pocas monedas una vasija de
    madera de la que él habría de comer en adelante. Cuando de esta forma
    están sentados, el nieto pequeño, de cuatro años comienza a acarrear
    tablitas y a dejarlas en el suelo. “¿Qué es lo que estás haciendo?”, le
    preguntó el padre. “Voy a hacer un comedero”, respondió el niño, “para
    que coman papá y mamá cuando yo sea grande”. Entonces el padre y la
    madre se miraron un rato de hito en hito, comenzaron finalmente a
    llorar y se apresuraron a traer el viejo abuelo a la mesa. Desde
    entonces le dejaron comer siempre junto a ellos, y tampoco dijeron nada
    si, alguna vez, derramaba un poco de sopa.
    avatar
    Manxega
    BRONCE
    BRONCE

    Cantidad de envíos : 3154
    Fecha de inscripción : 29/08/2009

    Re: LEYENDAS...

    Mensaje por Manxega el Lun Dic 14, 2009 11:06 pm

    Peter Kürten, el vampiro de Düsseldorf







    Peter Kürten nació en 1883 en Colina (Alemania)
    en una familia numerosa y muy, muy pobre. Era el tercero de trece
    hermanos, y su padre era alcohólico y maltratador. A la temprana edad
    de ocho años, asfixiado por el ambiente familiar y los malos tratos,
    intentó escaparse, demostrando un carácter fuerte y aventurero.
    Cuando su familia se mudó a Düsseldorf, Peter inició la que sería una de las carreras criminales más sanguinaria de la historia.
    Se ausentaba días enteros de su casa, viviendo de la mendicidad y de
    pequeños hurtos, además de empezar una serie de actos de salvajismo
    tales como estrangular ardillas, maltratar a perros callejeros y actos
    de zoofilia con ovejas a las que luego degollaba para ver correr su
    sangre.
    No contento con estas actividades, también intentó violar a una de
    sus hermanas menores, y con catorce años pisó por primera vez una
    cárcel. Pero sería en 1913 cuando cometería su gran primer crimen:
    violó y degolló a una inocente niña de 13 años. Su fascinación por la
    sangre iba en aumento.

    Imprevisiblemente, y a la edad de cuarenta años, su vida sufre un
    giro radical: de vivir entre rejas pasa a formar parte de una acomodada
    familia al casarse con una mujer de buena posición social. Cambia su
    aspecto físico, vistiendo de forma elegante, usa gafas, un bigote
    corto, polvos faciales e incluso brillantina en el pelo. Además, se
    convirtió en un hombre educado y atento, y parecía ser al marido
    perfecto que trabajaba conduciendo autobuses.
    En ningún momento su mujer podría sospechar de un esposo tan ideal
    como Kürten. Pero éste llevaba una doble vida: durante cinco años
    (entre 1925 y 1930) en la pequeña localidad alemana se sucedieron una serie de crímenes espantosos que sólo podían ser obra de un psicópata depravado sexual. Incluso compararon los asesinatos con los de Jack el destripador, y apodaron a su autor como “el vampiro de Düsseldorf o “El rey del crimen sexual”.
    Entre sus actividades predilectas, se encontraba la de beber la sangre de sus víctimas o,
    si no tenía ninguna a mano, la de animales. Igualmente, se complacía
    viendo arder casas abandonadas con la esperanza de que un vagabundo se
    encontrara dentro. A una de sus víctimas, una niña de ocho años, la
    roció con gasolina y le prendió fuego.
    Afortunadamente, cometió un error al escaparse una posible víctima
    quien hizo una descripción de su rostro. Rápidamente, la policía
    elaboró un retrato robot que publicó en todos los medios de
    comunicación. Éste, presa del pánico, le contó todo a su mujer
    quitándole hierro al asunto. Su esposa, asqueada y asustada, acabó por
    delatarle a la policía quien tenía detenido a otro sospechoso.
    Durante el juicio, escribió cartas a los familiares de las víctimas,
    disculpándose y alegando que su deseo de beber sangre era equiparable
    al de un alcohólico por la bebida. Fue condenado a nueve penas de
    muerte y sólo solicitó escuchar, durante su ejecución, el caer de las
    gotas de su sangre (se dice que padecía la enfermedad hematodipsia“, una patología que consiste en obsesión compulsiva por beber sangre, siempre con connotaciones sexuales).
    A las seis de la mañana del 2 de julio de 1931, en Colonia, Peter Kürten fue decapitado.
    avatar
    nenita
    HIERRO
    HIERRO

    Cantidad de envíos : 1856
    Fecha de inscripción : 12/09/2009
    Edad : 38

    Re: LEYENDAS...

    Mensaje por nenita el Mar Dic 15, 2009 12:43 pm

    Manxega escribió:Peter Kürten, el vampiro de Düsseldorf







    Peter Kürten nació en 1883 en Colina (Alemania)
    en una familia numerosa y muy, muy pobre. Era el tercero de trece
    hermanos, y su padre era alcohólico y maltratador. A la temprana edad
    de ocho años, asfixiado por el ambiente familiar y los malos tratos,
    intentó escaparse, demostrando un carácter fuerte y aventurero.
    Cuando su familia se mudó a Düsseldorf, Peter inició la que sería una de las carreras criminales más sanguinaria de la historia.
    Se ausentaba días enteros de su casa, viviendo de la mendicidad y de
    pequeños hurtos, además de empezar una serie de actos de salvajismo
    tales como estrangular ardillas, maltratar a perros callejeros y actos
    de zoofilia con ovejas a las que luego degollaba para ver correr su
    sangre.
    No contento con estas actividades, también intentó violar a una de
    sus hermanas menores, y con catorce años pisó por primera vez una
    cárcel. Pero sería en 1913 cuando cometería su gran primer crimen:
    violó y degolló a una inocente niña de 13 años. Su fascinación por la
    sangre iba en aumento.

    Imprevisiblemente, y a la edad de cuarenta años, su vida sufre un
    giro radical: de vivir entre rejas pasa a formar parte de una acomodada
    familia al casarse con una mujer de buena posición social. Cambia su
    aspecto físico, vistiendo de forma elegante, usa gafas, un bigote
    corto, polvos faciales e incluso brillantina en el pelo. Además, se
    convirtió en un hombre educado y atento, y parecía ser al marido
    perfecto que trabajaba conduciendo autobuses.
    En ningún momento su mujer podría sospechar de un esposo tan ideal
    como Kürten. Pero éste llevaba una doble vida: durante cinco años
    (entre 1925 y 1930) en la pequeña localidad alemana se sucedieron una serie de crímenes espantosos que sólo podían ser obra de un psicópata depravado sexual. Incluso compararon los asesinatos con los de Jack el destripador, y apodaron a su autor como “el vampiro de Düsseldorf o “El rey del crimen sexual”.
    Entre sus actividades predilectas, se encontraba la de beber la sangre de sus víctimas o,
    si no tenía ninguna a mano, la de animales. Igualmente, se complacía
    viendo arder casas abandonadas con la esperanza de que un vagabundo se
    encontrara dentro. A una de sus víctimas, una niña de ocho años, la
    roció con gasolina y le prendió fuego.
    Afortunadamente, cometió un error al escaparse una posible víctima
    quien hizo una descripción de su rostro. Rápidamente, la policía
    elaboró un retrato robot que publicó en todos los medios de
    comunicación. Éste, presa del pánico, le contó todo a su mujer
    quitándole hierro al asunto. Su esposa, asqueada y asustada, acabó por
    delatarle a la policía quien tenía detenido a otro sospechoso.
    Durante el juicio, escribió cartas a los familiares de las víctimas,
    disculpándose y alegando que su deseo de beber sangre era equiparable
    al de un alcohólico por la bebida. Fue condenado a nueve penas de
    muerte y sólo solicitó escuchar, durante su ejecución, el caer de las
    gotas de su sangre (se dice que padecía la enfermedad hematodipsia“, una patología que consiste en obsesión compulsiva por beber sangre, siempre con connotaciones sexuales).
    A las seis de la mañana del 2 de julio de 1931, en Colonia, Peter Kürten fue decapitado.

    Vaya elementoooooo.......tssssssssss. Ademas tiene toa la cara de lo que fue un gradisimo H*** P***
    avatar
    Manxega
    BRONCE
    BRONCE

    Cantidad de envíos : 3154
    Fecha de inscripción : 29/08/2009

    Re: LEYENDAS...

    Mensaje por Manxega el Mar Dic 15, 2009 4:47 pm

    nenita escribió:
    Manxega escribió:Peter Kürten, el vampiro de Düsseldorf







    Peter Kürten nació en 1883 en Colina (Alemania)
    en una familia numerosa y muy, muy pobre. Era el tercero de trece
    hermanos, y su padre era alcohólico y maltratador. A la temprana edad
    de ocho años, asfixiado por el ambiente familiar y los malos tratos,
    intentó escaparse, demostrando un carácter fuerte y aventurero.
    Cuando su familia se mudó a Düsseldorf, Peter inició la que sería una de las carreras criminales más sanguinaria de la historia.
    Se ausentaba días enteros de su casa, viviendo de la mendicidad y de
    pequeños hurtos, además de empezar una serie de actos de salvajismo
    tales como estrangular ardillas, maltratar a perros callejeros y actos
    de zoofilia con ovejas a las que luego degollaba para ver correr su
    sangre.
    No contento con estas actividades, también intentó violar a una de
    sus hermanas menores, y con catorce años pisó por primera vez una
    cárcel. Pero sería en 1913 cuando cometería su gran primer crimen:
    violó y degolló a una inocente niña de 13 años. Su fascinación por la
    sangre iba en aumento.

    Imprevisiblemente, y a la edad de cuarenta años, su vida sufre un
    giro radical: de vivir entre rejas pasa a formar parte de una acomodada
    familia al casarse con una mujer de buena posición social. Cambia su
    aspecto físico, vistiendo de forma elegante, usa gafas, un bigote
    corto, polvos faciales e incluso brillantina en el pelo. Además, se
    convirtió en un hombre educado y atento, y parecía ser al marido
    perfecto que trabajaba conduciendo autobuses.
    En ningún momento su mujer podría sospechar de un esposo tan ideal
    como Kürten. Pero éste llevaba una doble vida: durante cinco años
    (entre 1925 y 1930) en la pequeña localidad alemana se sucedieron una serie de crímenes espantosos que sólo podían ser obra de un psicópata depravado sexual. Incluso compararon los asesinatos con los de Jack el destripador, y apodaron a su autor como “el vampiro de Düsseldorf o “El rey del crimen sexual”.
    Entre sus actividades predilectas, se encontraba la de beber la sangre de sus víctimas o,
    si no tenía ninguna a mano, la de animales. Igualmente, se complacía
    viendo arder casas abandonadas con la esperanza de que un vagabundo se
    encontrara dentro. A una de sus víctimas, una niña de ocho años, la
    roció con gasolina y le prendió fuego.
    Afortunadamente, cometió un error al escaparse una posible víctima
    quien hizo una descripción de su rostro. Rápidamente, la policía
    elaboró un retrato robot que publicó en todos los medios de
    comunicación. Éste, presa del pánico, le contó todo a su mujer
    quitándole hierro al asunto. Su esposa, asqueada y asustada, acabó por
    delatarle a la policía quien tenía detenido a otro sospechoso.
    Durante el juicio, escribió cartas a los familiares de las víctimas,
    disculpándose y alegando que su deseo de beber sangre era equiparable
    al de un alcohólico por la bebida. Fue condenado a nueve penas de
    muerte y sólo solicitó escuchar, durante su ejecución, el caer de las
    gotas de su sangre (se dice que padecía la enfermedad hematodipsia“, una patología que consiste en obsesión compulsiva por beber sangre, siempre con connotaciones sexuales).
    A las seis de la mañana del 2 de julio de 1931, en Colonia, Peter Kürten fue decapitado.

    Vaya elementoooooo.......tssssssssss. Ademas tiene toa la cara de lo que fue un gradisimo H*** P***


    Y ademas de verdad...oju!!!!!!
    avatar
    Manxega
    BRONCE
    BRONCE

    Cantidad de envíos : 3154
    Fecha de inscripción : 29/08/2009

    Re: LEYENDAS...

    Mensaje por Manxega el Lun Ene 04, 2010 11:13 pm


    Esta es la historia de una joven ciega que se odiaba a si misma, y a todo el mundo por ser ciega.
    Odiaba a todos, menos a su novio que la quería mucho.

    Un día, consiguió un par de ojos sanos. La operaron y pudo ver.
    Cuando
    lo hizo, el novio le preguntó si se casaría con el, a lo que ella
    respondió que no, porque se dio cuenta que el era ciego.
    El novio, triste, lo comprendió y se despidió de su vida.
    En su partida le dijo:
    tan solo te pido que cuides bien de mis ojos que ahora son los tuyos.
    Te amo.

    Hoy, antes de decir algo destructivo.

    Piensa en los que no pueden hablar;
    antes de quejarte del sabor de tu Comida,
    piensa en los que no tienen que comer;
    antes de quejarte de tu pareja,
    piensa en los corazones solitarios y tristes
    que añoran un compañero;

    antes de quejarte de tus hijos,
    piensa en quienes no los tienen y los desean;
    cuando estes cansado y reniegues de tu trabajo,
    piensa en los millones que estan desempleados
    y quisieran el tuyo;

    antes de señalar con el dedo,
    Y TOMARTE LA ATRIBUCION DE JUZGAR,
    recuerda que todos hemos cometido errores,
    y lo seguiremos haciendo.
    Y CUANDO EL CANSANCIO Y LAS TINIEBLAS QUIERAN TIMARTE
    y llenarte de pensamientos negativos y destructores,

    SONRIE!!
    SONRIE y da gracias porque estas vivo y todavía andas por aquí.
    ESTA VIDA NO ES ETERNA, PARA NADIE.
    Es un regalo, una aventura, una celebración, un hermoso viaje.
    Disfrútalo.

    avatar
    Manxega
    BRONCE
    BRONCE

    Cantidad de envíos : 3154
    Fecha de inscripción : 29/08/2009

    Re: LEYENDAS...

    Mensaje por Manxega el Jue Ene 07, 2010 6:01 pm

    MENSAJE DE LAS ESTRELLAS

    Existian millones de estrellas en el cielo.
    Estrellas de todos los colores:
    blancas, plateadas, verdes, doradas,
    rojas, azules.
    Un día, inquietas, ellas se acercaron a
    Dios y le dijeron:
    - Señor Dios, nos gustaría vivir en la
    tierra entre los hombres.

    - Así será hecho, respondió el Señor.
    Las conservaré a todas ustedes pequeñitas,
    como son vistas para que puedan bajar
    a la tierra.
    Cuentase que, en aquella noche,
    hubo una linda lluvia de estrellas.

    Algunas se acurrucaron en las torres
    de las iglesias, otras fueron a jugar
    y a correr junto con las luciérnagas
    por los campos, otras se mezclaron con
    los juguetes de los niños y la tierra
    quedó maravillosamente iluminada.

    Pero con el pasar del tiempo,
    las estrellas decidieron abandonar a los
    hombres y volver para el cielo,
    dejando la tierra oscura y triste.

    - Por qué volvieron? Preguntó Dios,
    a medida que ellas iban llegando al cielo.
    - Señor, no nos fue posible permanecer en
    la tierra, alli existe mucha miseria y
    violencia, mucha maldad, mucha injusticia.
    Y el Señor les dijo:
    - Claro! El lugar de ustedes es aquí
    en el cielo.
    La tierra es el lugar de lo transitorio,
    de aquello que pasa, de aquello que cae,
    de aquel que yerra, de aquel que muere,
    nada es perfecto.
    El cielo es el lugar de la perfección,
    de lo inmutable, de lo eterno,
    donde nada perece.

    Dios habló de nuevo:
    - Nos está faltando una estrella.
    Será que se perdió en el camino?
    Un ángel que estaba cerca replicó:
    - No Señor, una estrella resolvió
    quedarse entre los hombres.
    Ella descubrió que su lugar es
    exactamente donde existe la imperfección,
    donde hay límite, donde las cosas no van bien,
    donde hay lucha y dolor.

    - Que estrella es esa? Volvió Dios a preguntar.
    - Es la Esperanza Señor. La estrella verde.
    La única estrella de ese color.

    Y cuando miraron para la tierra,
    la estrella no estaba sola.
    La tierra estaba nuevamente iluminada
    porque había una estrella verde
    en el corazón de cada persona.

    Porque el único sentimiento que el hombre
    tiene y Dios no necesita retener es la esperanza.
    Dios ya conoce el futuro y la Esperanza es propio
    de la persona humana, propia de aquel que yerra,
    de aquel que no es perfecto, de aquel que no sabe
    como será el futuro.

    Recibe en este momento esta estrellita
    en tu corazón, la esperanza, tu estrella verde.
    No dejes que ella huya y no permitas que se aparte.

    Ten certeza que ella iluminará tu camino,
    sé siempre positivo y agradece a Dios todo.
    Se siempre felíz y contagia con tu corazón
    iluminando a otras personas.

    Contenido patrocinado

    Re: LEYENDAS...

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Jue Sep 20, 2018 11:16 am